20 abril 2008

CCCXLIII


¿Qué le sucede a mi alma
que llorando está de pena y
sus lágrimas son la hoguera
de cientos de rosas con espinas
que brotaron desde tierra?
¿Será que teme a la noche?
¿Será que se queda ciega?
¿Será que hoy no amanece
y aún está la luna llena?
¿Será que teme algo...?
¿será que ya no es libre?
¿Será que atada está al viento
que se cierne a tu bandera?
¿Será que le responde el silencio
y es un silencio que quema?
Será que te despides...
y contigo te la llevas.

1 comentario:

*Sechat* dijo...

Es un juego como tal, pero sí constituye un intento por hacer algo distinto. Pretendía crear poesía a partir de preguntas sin renunciar a la magia de los sentimientos más profundos que albergaba en mi interior.