20 abril 2008

CEBOLLA


Gozas de cuerpo infinito.
Tu olor persistente
se siente en el aire.
Solapas tu cuerpo desnudo
con mentiras superpuestas.

Vierten mis ojos...
lágrimas malditas
que invocan tu nombre.
Libera mi boca
tu aroma encendido,
dulzor escondido...
de cuerpo presente.

1 comentario:

Ananda Nilayan dijo...

Me parece genial!!! Jamás había leído nada dedicado a la cebolla!!! Enhorabuena. Además de que me parece bien escrito, preciso, divertido, verdadero y bonito, haces un elogio a la "mal entendida" cebolla que es un homenaje. Viva la creatividad!!!