20 abril 2008

SOLEDADES ENJAULADAS

Cierro los ojos
y mi mente se pierde.
Se pierde...
y se detiene
en mi corazón vacío.
Y se prenden de mi pelo
un par de azaleas.

Somos dos soledades pisadas...
Cada una por su lado busca:
miel de espliego
fuentes transparentes
brillos en las miradas
unicornios salvajes
sonrisas frescas.

Cada cual a su modo
cada cual por su cuenta
descubre en el viento
mañanas de sueños
tardes de agosto
bocas sabor a fresa
y ojos color caramelo.

La vida que nos une
también nos separa
¿Somos almas gemelas?
En el lugar equivocado
encontrarás la respuesta.

2 comentarios:

Sechat dijo...

Se lo dediqué a un amigo muy especial, cuando lo escribí. De hecho la base de inspiración fue él. Lástima que nunca cuajo lo nuestro...

Ofelia dijo...

Bello