17 septiembre 2009

PALABRAS MUERTAS

Dejó correr el agua en la bañera con la vana esperanza de que los ojos azules del cadáver que había en el interior de la tina, no fueran tan sinceros con la policía, como para revelarles que él había sido el asesino.

6 comentarios:

*Sechat* dijo...

No es gran cosa y escribir de improviso a veces da estos resultados. Yo sigo intentando lo de aprender a escribir microrrelatos. Un abrazo.

Emma Grandes dijo...

Y lo haces estupendamente! Mi enhorabuena ;)

Maat dijo...

:o

Pues para no ser gran cosa, a mi me ha gustado mucho!

Un beso

*Sechat* dijo...

Gracias Enma, gracias Maat. Digamos que estoy en una fase un tanto pesimista en cuanto a mis escritos. Palabras como las vuestras me valen de estímulo. Gracias.

Onminayas dijo...

Perdona que te diga, *Sechat*, pero esto no es en forma alguna un microrrelato. Esto, en todo caso, es un mini cruasán: exquisito y digerible... Pero siempre te deja esa agridulce sensación de seguir deseando más.

A mí, personalmente, lo que tu has hecho me resulta impensable. No consigo condensar un relato en menos de 15 líneas. Y ahí ando, como tú, en continuo aprendizaje. Pero es un arte tan bello como difícil. Conjuga contundencia y celeridad: virtudes literarias indispensables para ofrecer a los lectores de blogs de hoy en día.

Te estoy muy agradecido *Sechat*, por tu amabilidad, y por permitirme con ella conocer tu blog.

Besos.

*Sechat* dijo...

Omniyas: si me vieras tengo la cara de un rojo encendido(como el de tu avatar). No estoy acostumbrada a los halagos y se me nota de manera irremediable. Esas palabras viniendo de ti, son todo un acicate, porque la verdad es que tu fama te precede y es muy grande. De corazón... Gracias.