02 octubre 2009

El peso de tu mirada

Como ya sabéis, llevo intentando algún tiempo escribir versos que nunca llegan. Ayer intentándolo de nuevo, me salió esto y me daba pena tirarlo, aunque sigo opinando que no es bueno y que he escrito durante años cosas mucho mejores que ésta. En fin, lo dejo aquí puesto de todos modos. Es el primero de los dos “pseudopoemas”  que escribí anoche.



Baten sus alas al viento
los ecos de tus silencios
y muestra esa mudez
tu alma desnuda,
vacía, hueca y sombría
vencida por tus temores.


Es tu silencio… clamor de fuego
fría sentencia que me atormenta
que desgarra mi corazón
y se aloja en mi garganta.


Me duele más tu desaire
que este alma pisoteada,
pues tu mirada doliente
sólo me confirma tu falta.

2 comentarios:

no comments dijo...

Sigue añadiendo aquí versos, no los tires.

Un saludo indio

*Sechat* dijo...

Gracias No comments. Supongo que soy demasiado orgullosa o que tengo alguna suerte de síndrome raro que me impide deshacerme de estos engendros. Un saludo.