02 octubre 2009

LA FELICIDAD EN UN HILO

Lo escribí ayer, intentando recuperar mi vena poética, y aunque no es gran cosa, prefiero dejarlo aquí que tirarlo o darlo por nunca escrito.

 

A veces lloro mansamente

y lo hago de alegría.

Temerosa de derrochar

la felicidad que siempre

viaja suspendida en hilo

y  resulta tan esquiva.

6 comentarios:

Arwen dijo...

La felicidad suele estar en las cosas pequeñas, pero suele ser muy efímera y también muy cambiante.

Un saludo.
Arwen

*Sechat* dijo...

Arwen, antes que nada gracias por dejarte caer por aquí. Gracias de corazón y sí, eso es precisamente lo que intentaba trasnmitir su volatilidad. Un abrazo.

Onminayas dijo...

Como la esencia de un perfume
que no queremos disipar...

Los sueños siempre hay que soñarlos, porque no nacieron para morir desterrados.

Besos, Sechat.

Carlos dijo...

Gracias por no tirar el poema, y sí tirar del hilo de sus versos.
Así, estos fueron dejando al descubierto la felicidad, que ya no podría ocultarse.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

A veces, bailan cien demonios,
Culo al aire, voz al viento,
Y no puedo escuchar mi voz,
Ni evadir el pensamiento,
¿Serán ellos los que cantan,
O seré yo el que miento?

*Sechat* dijo...

Gracias Carlos siempre tan amable con mis escritos. Gracias anónimo. Me quedo con la intriga de saber quién eres, pero espero impaciente descubrir tu identidad. Un abrazo.