02 noviembre 2009

CONJURAS DE OTOÑO

Este poema es para el último reto de poesía de Nuncajamás (por supuesto está todo el mundo invitado a pasarse por tierras nuncajamasianas), debíamos crear en un máximo de 40 versos un poema partiendo de la imagen que aquí aparece y tenían que incluirse las palabras "poema", "rima" y "verso". Ésta es mi propuesta. Espero que os guste, aunque entiendo que no es nada del otro mundo. Un abrazo.



 CONJURAS DE OTOÑO


Se conjuran viento y lluvia
 para escribir su propia rima:
lo hacen sobre tu terciopelo
hecho de hojas caídas.
Y son esas hojas marchitas,
pequeñas canas de otoño,
las que vuelan por tus colinas
coloreando de rojos y ocres
los árboles que te dominan.
Esas hojas heridas de muerte
se mezclan con el paisaje
y crean un patchwork de vida
que esparce un perfume
con el que todos suspiran,
pensando en grandes amores...
pidiendo historias inolvidables...
que bajo tu manto convivan.
Y el verso se hace roca o polvo
cuando viajo sendero arriba...
y el cielo a lo lejos besa tu tierra
y hace del horizonte poema...
allí donde se juntan sus líneas.





Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

8 comentarios:

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Sechat

Bueno. Eso que no es nada del otro mundo lo dices tu, pero te voy a llevar la contraria con tu permiso. Ese conjuro mágico que desemboca haciendo del horizonte un poema ha sido un deleite para mi...

Muchos besos

*Sechat* dijo...

Gracias Félix por tus amables palabras, pero créeme hay gente que escribe poesía con la misma facilidad con la que respira. Por cierto, sería un placer que te pasases por el foro de Nuncajamás que yo creé en su día. Un abrazo.

Onminayas dijo...

Nunca hay obras buenas u obras malas; al menos para mí. Entiendo que el arte llega o no lo hace: así de simple. Y el tuyo, sin duda, se acomodó hace tiempo en mi alma.

Besos, Sechat.

Esther dijo...

Yo pienso lo mismo que Onminayas. No hay obras buenas o malas. A unos les puede gustar y a otros no. Es casi imposible agradar a todo el mundo.

A mí me gustó mucho tu poema. Me parece muy bonita la forma en que describes el otoño.

Yo no sé hacer poesías. Lo intenté hace años y tuve un blog así pero, lo borré y no debería haberlo hecho pero, bueno. Mi padre sí que tiene mucha facilidad para hacerlas pero, a él le gusta el estilo libre, sin ajustarse a tecnicismos ni formas.

Por cierto, te ha quedado muy chulo el diseño de este blog.

Saluditos.

Anónimo dijo...

La mejor obra es la que a cada uno más nos gusta. No tiene nada que ver con lo que la mayoría opine.
Es como la comida o un buen vino, pueden decir lo que quieran pero si no me gusta no me gusta y punto.
Y como esta poesía me ha gustado y punto, me parece parece muy buena y que evoca muchas cosas hermosas, llenas de color,... no sé cómo expresarlo y ni siquiera sé si ha quedado claro.
Muchos besos desde Fuenla.

*Sechat* dijo...

Onminayas: gracias, tus palabras son siempre un aliciente. Echo mucho de menos tus escritos y me alegra sobremanera, saber que a pesar de tu silencio, en el concurso de Yenodeblos has resultado ganador en la categoría de relatos. Ha sido una alegría enorme. ¡Enhorabuena!

*Sechat* dijo...

Esther: aun a pesar de ser pesada como un elefante, insisto en que saques tu lado poético, porque yo sigo viendo en ti un gran potencial. Lo digo en serio. No te infravalores, eres muy capaz de escribir en verso. Sólo te falta creer más en tí misma. Un abrazo.

P.D.: Me atrevo a asegurar que tus poemas podrían ser mejor que tus relatos. :D

*Sechat* dijo...

Mo: aunque un poco tarde, no podía dejar pasar esta oportunidad de darte las gracias por estar siempre ahí. Sé que no tienes pelos en la lengua para decirme a las claras si algo de lo que escribo no te acaba de convencer, así que para mí tiene un valor muy especial cada vez que algo te gusta. Un besazo enorme.