20 diciembre 2009

LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA


Ésta es la segunda novela de la trilogía del fallecido Stieg Larson. Los títulos resultan a menudo demasiado engorrosos para ser recordados con facilidad, pero una vez que uno lee las novelas descubre el porqué de ellos y cobran un sentido especial.

En esta segunda entrega Lisbeth hace un paréntesis en su vida y regresa a Estocolmo de incógnito. Las escasas relaciones sociales con las que contaba se han debilitado tras su ausencia, y no faltará quien la crea la asesina de Dan Svenson y su pareja, así como del abogado Bjurman. No obstante, Mikael Blomkvist no está en ese grupo y lucha por su parte por identificar a los verdaderos culpables y demostrar la inocencia de una chica inadaptada y a la que la opinión pública ve como la candidata perfecta para ser quien empuñó el arma que mató a los tres personajes.

La trama da mil giros, aunque como sucede en el primer tomo los primeros capítulos transcurren a un ritmo bastante más lento. Ello quizá inquiete un poco a los lectores nerviosos, ávidos de que suceda algo emocionante, pero esos capítulos son precisos (a mi parecer) para conocer más a fondo la psique del personaje central: Lisbeth.

En este libro, aunque el personaje de Mikael también es importante, quien cobra real protagonismo es la antigua investigadora de Milton Security. Se ve una evolución de Lisbeth, llegando a parecer sobrehumana en algunos momentos (principalmente en las úlitmas páginas) y dando a la trama un carácter de espectáculo, al más puro estilo de Dan Brown, pero sigue siendo una lectura entretenida y agradable.

Al igual que en la entrega anterior, numerosos personajes se entremezclan entre sí. La combinación puede despistar por momentos, pero el resultado no es el mismo que en la primera entrega. Si la primera parte era convincente y realista, ésta es un tanto sorprendente. Eso sí, la intriga no decae en ningún momento.

Para muchos éste es el mejor de los tres libros, aunque no lo sea a nivel literario. Yo particularmente me encuentro entre los que opinan así. Veo algunos pasajes demasiado fantasiosos, pero el libro me ha invitado a conocer a Lisbeth y a desenmarañar muchas de las preguntas que me surgieron tras la lectura del primero.

 





Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

1 comentario:

*Sechat* dijo...

Como ya menciono, éste me ha gustado más que el primero, sí cabe; pero a nivel literario es mejor el anterior sin duda. Sea como sea, esta saga ha conseguido que mi hermana (alguien que odia leer) se haya enganchado a la trama y que se plantee incluso leer otros libros. Algo realmente encomiable, así que muy malos no pueden ser, ¿no? Un abrazo.