07 diciembre 2009

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES


Me he dejado llevar por el entusiasmo general y el particular de mi hermana (alguien que aborrece leer) y por mis manos ha desfilado a la velocidad del relámpago, la primera parte de la trilogía de Millenium. Es decir el  que tiene por título: "Los hombres que no amaban a las mujeres".

No era uno de los libros que más me apeteciese leer, pero el ritmo, la trama, los personajes y el buen hacer de este desventurado escritor, Stieg Larsson, han hecho que la balanza se inclinase a su favor y he caído en las redes de su magia. Han sido tres días intensos, devorando páginas y viviendo el frío de los parajes suecos en que sucedía el argumento. Noches en vela hasta más de las dos de la madrugada, leyendo sin descanso en una carrera contrarreloj conmigo misma y también, por qué no confesarlo, contra mi hermana para igualarla (aunque ella ya había comenzado con el segundo volumen). Obviamente perdí la carrera, pero no el interés, ni las ganas de saber qué le pasar a Lisbeth Salander, Mikael Blomkvist o a Erika Berger entre otros.


Por supuesto, en cuanto acabe el segundo, os contaré cómo me ha ido con él. Dicen que es el mejor de todos para muchos; así que estoy emocionadísima. Por lo poco que voy leyendo (no llega a las 300 páginas de las 752 páginas) os anticipo que me está  gustando. Veo cierta evolución en la protagonista, aunque sigue siendo un tanto transgresora, pero me gusta. Además en este libro se va conociendo un poco más a fondo al personaje, indagando sobre su pasado y su psicología y desde luego eso merece todo mi interés. Pero no contínuo... Ya os contaré.

Como curiosidad, deciros, que ha sido tal el alcance de esta saga, como ya sabéis llevada al cine, que aparece incluso en la wikipedia. Por algo será, ¿no?

Una completísima novela negra que comienza a tejerse en torno a una estafa financiera de alto standing y que arrastra a los personajes de la manera más insospechada y delirante a investigar un suceso acaecido hace varias décadas, desvelando un misterio que parecía indescifrable.

Sé que con esto que os cuento necesitaréis de un decodificador para poder adivinar entre líneas de qué hablo, pero es que me ha dejado tan buen sabor de boca, que por nada del mundo abriré la boca para destripar el argumento. Aconsejable. Muy aconsejable. A los que os guste escribir, pensad en ello como en un acto solidario: su autor no llegó a ver publicados los libros y hoy se venden por miles en todos los rincones del planeta.



2 comentarios:

Dama Blanca dijo...

¡Hola Sechat! :D
Pues yo llevo tiempo queriendo leérmelo, pero como lo tiene una amiga mía... estoy esperando a que se lo acabe y me lo deje, que no ando sobrada de fondos jaja

Me han gustado mucho los libros que me has mandado y los que has ido recomendando, por regla general, así que es un buen empujón a mis ganas de leerlo tu crítica sobre él.

¡Un saludo!

*Sechat* dijo...

Dama: se me nota enseguida cuando un libro me gusta y cuando no. Me resulta tremendamente difícil ser imparcial al respecto, por eso mismo no deberíais fiaros de mis recomendaciones. Guíate por tu instinto. Seguro que no falla. Un abrazo.