26 enero 2010

Pera

En camisa verde
te anhela mi boca.
Te mascan mis dientes
manchados de roca.


Camisa de rojo
te pones a veces,
madura insumisa
que luce sus formas.


Dorado manchado 
te vistes a veces,
mi querida pera
pera... limonera.
¡Pera ... y ramera 
vulgar y altanera!
Coqueta y esquiva
que oculta su origen
de un burdel arbóreo
criada como hija.




Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

9 comentarios:

Onminayas dijo...

Que bueno, Sechat: jamás se me hubiera ocurrido dedicar unos versos tan singulares. Me ha divertido mucho el poema. Sin duda la creatividad te puede... Y cómo.

Besos.

Esther dijo...

No me gustan las peras, en realidad poca fruta me gusta y debería comer mucha más pero, no soy capaz, aunque bueno, antes sólo me gustaban los plátanos o las fresas con nata o zumo de naranja o mandarinas (que las comía de mala manera). Por lo menos, me gustan ahora tb las uvas, las naranjas (sólo zumo), las granadas, los nísperos y mmmmmmmmmm... ¡las cerezas! Donde estén las cerezas, que se quite todo lo demás. XD El melocotón tampoco está mal, pero no me hace tampoco mucha gracia. A ver si puedo aumentar más mi lista o sino, a ver si algún día consigo comerlas más a menudo, que como más poca fruta... Pero, creo que en mi caso, más bien será un poco misión imposible.

¡Magestuoso poema, Sechat! Un super aplauso, bien merecido.

Saludos a la poetisa :)

*Sechat* dijo...

Onminayas: Gracias. Lo escribí hace algunos meses, pero nunca lo daba por acabado. Pretende ser una especie de juego literario que es como me surgen las ideas muchas veces para los poemas. Me alegra comprobar que te ha gustado. Un abrazo y gracias por tu presencia.

Esther: Me encanta la fruta, aunque soy más dispuesta a comerla durante el verano, así que no logro ponerme en tu lugar. Eso sí, la pera sólo me gusta verde (es de las frutas que menos me entusiasman). Comparto tu gusto por las cerezas ocupan en mi lista el lugar de favoritas junto al melón.

Te has pasado con el halago ;), pero gracias de verdad. Un abrazo.

Deprisa dijo...

Bonito ;) Me ha recordado a las adelfas de Lorca. ¿Te has inspirado en él?
Un beso,
Mun

Ikima dijo...

¡Hola *Sechat*! Me pasaba por aquí para saludarte y agradecerte que comentaras por literatura a la parrilla, pero en el camino me he encontrado con este poema maravilloso. De verdad que me ha gustado muchísimo, la forma en la que usas el ritmo, y la forma en que logras que una fruta sugiera algo muy diferente, sugiera el anhelo por un ser humano, cambiante, sensual y también algo contradictorio (ramera, vulgar, altanera). No sé, de verdad, me ha gustado muchísimo. Yo escribo prosa para intentar publicar, pero mi corazón es de poeta :)

Un saludo. ¡Nos leemos!

Ikima

*Sechat* dijo...

Ante todo he de pedir disculpas. No sé si es un fallo de configuración, pero últimamente los avisos de los comentarios pendientes me llegan con mucho retraso (???)

Mun: Sería una excelente inspiración sin duda, pero he de confesar que desconozco ese poema de Lorca :( Lo siento. Gracias de veras por tus amables palabras y por la visita. Totalmente inesperada.

*Sechat* dijo...

Ikima: Gracias de corazón. Tu visita es totalmente inesperada y sorprendente. Os leo. Un abrazo.

no comments dijo...

¡Gran poeta Sechat!

Muy buenos

Un saludo indio

*Sechat* dijo...

No Comments: Gracias de corazón, aunque me hayas cambiado el sexo (ji, ji). Un saludo.