15 junio 2010

EL CUENTO NÚMERO TRECE

cuentonúmerotrece He terminado hace escasos momentos este libro y siento que la pena me invade. Es cierto que siento la necesidad imperiosa de coger nuevos títulos que sacien mis ansias lectoras, pero esta nostalgia que ahora me embarga, se debe como siempre a una buena historia salida de este excelente libro que se posará para siempre en mi recuerdo, y me arrancará una sonrisa cada vez que alguien mencione su título o mis ojos rocen su portada en cualquier librería.



 


TÍTULO:EL CUENTO NÚMERO TRECE
AUTOR:DIANE SETTERFIELD
GÉNERO:NOVELA ???
EDITORIAL:LUMEN (pasta dura) y en DEBOLSILLO
NÚMERO DE PÁGINAS:479

“Todos los niños mitifican su nacimiento. Es un rasgo universal. ¿Quieres conocer a alguien? ¿Su corazón, su mente, su alma? Pídele que te hable de cuando nació. Lo que te cuente no será la verdad: será una historia. Y nada es tan revelador como una historia.”
VIDA WINTER, Cuentos de cambio y desesperación

Tras la dedicatoria, estas palabras de ahí arriba son las primeras que encontraremos en este maravilloso libro; y a medida que uno avanza páginas, descubrirá la verdad de tan rotunda afirmación y la importancia que tienen en la trama. Éste es en esencia un libro de historias, en torno a una casa y sus habitantes; pero no se detiene ahí. Lo bueno y bonito de esta novela es que no es una novela negra, ni romántica, ni épica, ni de fantasía y sin embargo toma la forma de todas ellas por momentos. Es principalmente una novela mágica que inculca el amor por los libros y que engancha desde la primer página (al menos así ha sido en mi caso). Los personajes devoran nuestro tiempo de lectura y acaparan nuestra mente con su fuerza: la protagonista sólo lo es en apariencia y concede ese primer puesto a otros personajes que se convierten en los auténticos portadores del argumento principal, sin que seamos plenamente conscientes del engaño a que nos lleva la autora  (una profesora de literatura francesa que se estrena con este primer título en el mundo de las palabras), capítulo tras capítulo.
La historia comienza con una carta que llevará a Margaret, la receptora, a conocer a uno de las autoras más afamadas y misteriosas de Inglaterra. En este cuento número trece aparecen: fantasmas, gemelas, libros, jardineros, institutrices, amantes fogosos, gatos, mentiras e intrigas, asesinatos y hasta un bondadoso gigante (mi personaje más entrañable). Un cuento hecho novela o una novela hecha cuento que hay que saber leer dejando paso libre al niño que llevamos dentro. El final no es un final, sino un aparente comienzo, pues estoy segura que si lo leéis os va a pasar lo que a mí… no os vais a conformar y vais a terminar leyendo hasta los agradecimientos de la autora. Un libro maravilloso, de verdad.
Y sí lo siento, vais a tener que confirmarlo por vosotros mismos, pues me tomo la licencia de no contaros más sobre él, dado que ello destriparía todo su encanto. Es un libro para regalarnos y regalar. No perdáis la oportunidad de disfrutarlo.

2 comentarios:

Esther dijo...

Por todo lo que dices, desde luego que me dieron ganas de leerlo y ese pequeño texto que comienza por "Todos los niños mitifican su nacimiento..." me encantó.

Un saludito, Sechat y gracias por la recomendación.

*Sechat* dijo...

Pues me alegra saberlo. A mí esa pequeña introducción de la que hablas, me animó aún más a comprarlo. Un besazo.