24 julio 2010

AMOR ENTRE LETRAS


 El bolígrafo se estremeció en mi mano, sabedor de que aquel sería nuestro último relato juntos.









Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

5 comentarios:

*Sechat* dijo...

Éste es un micro bajo la exigente batuta de Sara en el último reto de microrrelatos. Se trata de escribir una historia en una sola frase. Os invito a que paseis por Nuncajamás a participar o ver el resultado. Un abrazo.

JuanMa dijo...

Eso nunca se sabe de cierto...

(Precioso: difícil decir más en una frase).

Un beso.

*Sechat* dijo...

Gracias, Juanma, pensé que la idea resultaba un poco escasa. Veo que a ti no te lo ha parecido y me alegra saberlo. Un besazo.

Carlos dijo...

No es solo la vida que le das al boli, sino como con una sola frase abres un abanico de opciones sin desvelar ninguna. Puede ser la última gota de tinta, la última obra, la llegada del teclado, incluso un sueño.

Y de fondo esa escena, ya casi un recuerdo, del boli escribiendo.

Gran microrrelato, un abrazo

*Sechat* dijo...

Ninive:
Viniendo de un maestro de los microrrelatos como lo eres tú, tales palabras, corro el peligro de crecerme demasiado. Un besazo y de corazón gracias.