27 agosto 2010

ECLIPSE DE SILENCIOS

A partir de la imagen que figura aquí, teníamos que crear un relato en un máximo de 300 palabras (se trata de un nuevo tipo de reto que se llama "Instante detentido"). No dejéis de pasaros por www.enfrentandosealpapel.blogspot.com y disfrutar de todos los relatos o lo que sería mejor, de participar.


Estrené mi primera cámara profesional (hace mucho de aquello) con su fotografía. Ahora acostumbro a pasear por allí a diario. Y como si ella me aguardase, siempre aparece sentada exactamente en el mismo sitio de aquella primera mañana. El árbol más añejo del parque, una hermosa secuoya, parece emocionarse y sonreír como si escuchara los recuerdos felices que vuelan por el interior de la cabeza de quien está a varios metros por debajo de sus ramas; por su parte, la sombra de sus hojas se estecha en un abrazo invisible y cariñoso a esa mujer menuda.

Muchos la toman por una anciana excéntrica y solitaria, rehuyéndola inquietos o cuchicheando sin disimulo con descontento o lástima. Pero yo he visto tanta vitalidad en sus ojos azules, tal inteligencia y ternura, que confío en que se trate de un ángel de la guarda o un hada velando por cada cual de nosotros.

Tendríais que verla: mariposas, ardillas y pájaros reposan a su alrededor como si fuesen pequeños nietos y ella estuviese contándoles un cuento antes de ir a acostar.

Nunca la he visto mover los labios, pero intuyo que hasta eso es innecesario.
  





Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parece increible lo que se puede decir de una fotografía, lo que se puede llegar a imaginar sin saber nada de sus personajes.
Muy interesante y tierno.
Besos de los 3 de Fuenla.