30 agosto 2010

LA ELEGANCIA DEL ERIZO

Confieso que el libro lo había comprado hace algunos meses, pero no encontraba el momento para abrirlo y comenzar a leerlo. Al final el día 27 de agosto, no muy convencida, me decidí a adentrarme en sus páginas y sin darme cuenta la magia me envolvió y no pude descansar hasta que el día 28 cerré la última página. He llorado como nunca, por la emoción y la belleza de alguno de sus pasajes ;y sí soy un poco llorona, pero de verdad que jamás he sentido algo tan intenso con un amigo de papel. Gracias a este título he comprendido que a veces vivimos la vida sin disfrutar del momento, ni del día a día, como si fuese una fuente inagotable, pero de vez en cuando la luz se abre paso en nuestra mente y nos enseña el camino a la felicidad que nosotros mismos nos estamos negando. Yo gracias a este último libro que me ha dado tiempo a acabar durante este mes de agosto, he descubierto el grandísimo valor de las pequeñas cosas. Este libro que recomiendo a todo el mundo, es "La elegancia del erizo" y en serio, debería convertirse en libro de cabecera para todos y en lectura obligada para los estudiantes de bachiller o de filosofía, pues es un alegato al presente y a disfrutar de lo que transcurre ante nuestros ojos en cada momento, como si fuésemos niños, en dos palabras: carpe diem.

Renèe, la portera del número 7 de la calle Grenelle, lleva una vida anodina, pero es mucho más de lo que aparenta ser. Por su parte Paloma, la niña protagonista de once años que se siente vacía y que no encuentra ilusión por la vida, es mucho más de lo que se intuye. Poco a poco y de manera imperceptible y casual, las vidas de ambas mujeres se entrecruzarán forjándose una hermosa amistad que sacará a ambas de su ostracismo, gracias a sus aficiones comunes y de la encomiable ayuda del señor Kakuro un hombre japonés que se traslada al inmueble y que se hace inseparable de ambas.

Muriel Barbery, autora de la novela, desentraña a través de los personajes que viven en el número 7 de la Calle Grenelle en París, un abanico de expectativas y de sucesos que acaban transformando de lleno a los personajes centrales, devolviéndoles la esperenza. Es un libro que nos habla de la belleza (con los haikus y reflexiones de Paloma, la niña protagonista); de la amistad; del amor y la esperanza. Todo ello a través de referencias filosóficas. Por momentos no resulta fácil su lectura, pero desde luego merece la pena dejarse llevar. El final duro, pero imborrable. Un libro precioso en conjuntoy que pasa a ser uno de mis favoritos.

PUNTUACIÓN: 10







Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

No hay comentarios: