07 agosto 2010

SINCERIDAD TARDÍA



"Te quise", pensé en voz alta; "te quiero", pugnaba mi corazón; "te querré siempre", repetía afligida mi alma.

Él por desgracia jamás lo supo: nunca pasamos de ser buenos amigos.
 

Nota: entrada programada con anterioridad. En la fecha en que se haga visible, yo estaré de vacaciones.




Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

4 comentarios:

Carmela dijo...

Seguro que no lo sabia? :)
Bicos

Carlos dijo...

Se quedó a tan solo la distancia del sonido.

Me encanta el microrrelato

Un abrazo!

*Sechat* dijo...

Carmela:

Seguro que no lo sabe aún, para mi desgracia y tormento. Besos.

*Sechat* dijo...

Carlos: dices bien... a veces duele más el silencio que una palabra dicha a tiempo. Un besote.