26 marzo 2011

Concurso del Parador

Hace mucho que deseaba hacer algo así y al final he agarrado la oportunidad al vuelo. Espero que vosotros no la dejéis pasar y participéis en este concursillo que ahora os planteo.

Ayer, por si no lo sabéis, fue la primera presentación en sociedad, del libro del que soy coautora junto a otros diez maravillosos compañeros. La tarde fue inolvidable, a pesar de los nervios y para mí cobra un significado muy especial, puesto que yo estoy en este libro de chiripa: llegué al taller a través de las casualidades, pues buscando una editorial que se animase a publicar un libro de relatos que tengo guardado a buen recaudo en un cajón a la espera de que eso suceda, descubrí el título con que mis compañeros de taller se iniciaron: “Historias de la rana ebria. Los cuentos se escriben en jueves” editado con la editorial Narradores (título del que ya he hablado con anterioridad en este mismo blog); la lectura me resultó muy refrescante, pero mi mayor ilusión fue descubrir que en mi misma ciudad, en uno de los barrios que más me gustan y del que mejores recuerdos conservo, había un grupo de gente a la que como yo, le  apasiona escribir y que se reunía cada semana para la creación de relatos. Por supuesto no me lo pensé y contacté con ellos. Asistí a una de las clases, y aunque es verdad que yo esperaba más crítica de estilo de la que allí se hacía, aquello al fin y al cabo era un taller presencial (lo llevaba buscando meses) y los compañeros eran tan estupendos, como autores y especialmente como personas, que me quedé. A la semana siguiente me dieron la noticia… Llevaban ya varios meses planteándose publicar un segundo libro y querían que yo participase. La tentación era enorme, pero yo era una recién llegada y no lo consideraba correcto, además estaba mi deseo de publicar mi libro tan  secretamente guardado y ambos proyectos me parecían incompatibles... Pero no hubo manera de convencerles de lo contrario, y al final mi nombre también figura con el de cada uno de ellos y por tanto el honor es doble: por haberme permitido participar de esta maravillosa locura con ellos, haciéndome desde el principio una más y por haberme dado la posibilidad de conocerles mejor a través de sus escritos. Creedme es un verdadero placer escuchar lo que maquina cada uno el jueves y comprobar que a partir de una misma temática salgan historias tan sumamente dispares. Es éste un libro que tiene mucho de cada uno de nosotros: un pequeño caleidoscopio de aromas y sabores distintos que transporta al lector a cualquier lugar e instante en tan solo un suspiro. Un maravilloso viaje con autores desconocidos que te invitan a que pasees entre sus letras y a que disfrutes del paisaje y de cada uno de los personajes. Te invito a que compres: “Viajar con desconocidos”.

Y si eres de los grandes aventureros que siempre se atreven con los retos difíciles, te proporciono la oportunidad de que lo consigas totalmente gratis si eres capaz de acertar las dos preguntas que te plantearé una vez que hayas finalizado la lectura del siguiente texto (es mi aportación al día de ayer. Mi pequeño granito de arena a la presentación del libro en La librería de Deusto: el lugar que nos brinda ese espacio creativo cada jueves y que ayer nuevamente confió en nosotros cediéndonos el protagonismo para presentar el libro al público). Lee con atención, pues en él hay pistas para responder a las dos preguntas que te pueden convertir en el ganador de un ejemplar dedicado, del libro. ¿Te atreves a intentarlo?

Mi primera palabra no fue ni “mamá”, ni “papá”, sino “aba”. Y desde aquel momento siempre he tenido sed. Unos días es simplemente de agua y otros esa sensación va más lejos, pues desde el fondo de mi espíritu algo me reclama: en un primer paso letras, luego frases y luego éstas encadenadas en poemas, relatos o novelas, aunque de sobra sé que no valgo para esto último.
Es entonces, cuando esa sed que alcanza su máximo nivel, coincide con que el mundo deje de existir y me someta al yugo del dios más déspota que conozco: el papel. Y es en ese mismo instante, cuando mis ojos vagan de arriba abajo, de izquierda a derecha… buscando recuerdos, imágenes o creando nuevos con la solemne convicción de que me van en ello la vida y el último aliento.
Escribo porque me gusta. Y poco me importan ante esa fiebre creativa el molesto e inevitable dolor de espalda que llegará después, ni la vista cansada. Hasta las horas de insomnio me compensan. Escribir me hace libre como mi otra gran pasión: el patinaje, por más que exijan ambas cada vez un poco más de mí, hasta caer rendida. Escribo porque egoístamente lo necesito… y si quien lo lee lo disfruta, mejor. Adoro la lectura y para mí es uno de los mejores viajes. Por eso escribo.
Las letras desde uno u otro lado, es decir, como lectora o aprendiz de escritor tan pronto permiten imaginarme en la isla de Java como navegando por el Mar de los sargazos, en ese primer viaje de Colón a las Américas, a bordo de la nave “Marigalante” que luego pasaría a conocerse como “Santa María”. Y sí estas dos historias que ahora maquino, las tomo en parte prestadas, porque considero que la mejor forma de construir relatos inolvidables es aprendiendo de los grandes: de su lenguaje; su ritmo o la profundidad descriptiva de sus personajes…

Escribir me convierte en definitiva: en la más ínfima de las gotas de agua que brotan de tus ojos llorosos; en el más tenebroso de los ángeles; en la bonita muñeca rusa que aspira a escapar del rincón en la balda; o en el polémico novelista que mata a sus víctimas en el mundo real para contar en sus best-sellers su modus operandi. 

Escribir para mí, es tanto como romper la barrera del sonido o descubrir mi doble alma. Es desentrañar el misterio de las más dulce golosina y querer conservarla indemne en el paladar… Sentirme gata cuando en realidad siempre he preferido los perros. Escribir… es acercarme a lo imposible.

PREGUNTAS Y NORMAS PARA PARTICIPAR EN EL CONCURSO:
  1. ¿A qué saga de libros hago vagamente alusión en el texto precedente?
  2. ¿Quién es su autor?
A continuación te enumero los requisitos indispensables para participar en el concurso:
  • Ser seguidor visible de este blog.
  • Responder correctamente mediante un comentario en este mismo post a las dos preguntas y dejar constancia en él de tu dirección de mail.
  • Plazo hasta el día 10 de abril a las 12 del mediodía (hora peninsular). Se tomará como hora de referencia, por supuesto, la que figure en el comentario.
  • En caso de varios acertantes, se podría estudiar la posibilidad de aumentar hasta dos personas a los premiados.
  • Se compensará al o los dos más rápidos, en caso de que sean muchos los acertantes.
  • Se comunicará el resultado del concurso mediante correo electrónico al o los agraciados.

3 comentarios:

*Sechat* dijo...

¡Puf, qué palo! No pensé que fuera tan complicada la cosa. Nadie se ha pronunciado y el plazo está a punto de finalizar. En fin, os daré unas pistas: el autor es español y se trata de una saga de aventuras, el protagonista de la misma es pelirrojo. Os subrayo además la parte del texto a la que me refiero, pues ahí va imlícita la pista principal.

*Sechat* dijo...

En fin, una vez más ¿declaro el premio desierto?

Sara dijo...

Sechat!! Y yo pq no me entero de estas cosas?? Esta algo complicado, pero creo que es Cienfuegos de Figueroa, ¿Acerté? Bueno, da igual pq estoy fuera de plazo!
Enhorabuena por el libro y por este maravilloso texto! Estas hecha una artista!!

Por cierto, que ilusión mas grande me ha hecho encontrarte en twitter!