13 junio 2011

El Ladrón de Atardeceres

Tenía un don y lo que al principio le provocaba vergüenza, pronto revirtió en complacencia y orgullo.

Pasaba horas y horas contemplando el horizonte y permanecía inmutable bajo la lluvia o bajo el sofocante calor. Durante ese tiempo, se aislaba hasta tal punto de lo que acontecía a su alrededor que se olvidaba hasta de su propio cuerpo como los ascetas hindús.

Cuando descendía al valle, todos percibían en él un brillo especial en su mirada. Hablaba con candor y dulzura sobre los maravillosos matices de cada nube en el firmamento, de cada risco o montaña oteada y de cada ave avistada. Y su sonrisa... Su sonrisa parecía sanar cualquier mal.

Siguió durante años con sus prácticas de anacoreta, pero queriendo ir más lejos, decidió recoger esa enorme belleza mediante la pintura o la poesía. Desde entonces se le conoce como el Ladrón de Atardeceres y aseguran que sus escritos y sus cuadros plasman con total exactitud la riqueza de luces y sombras del paisaje real.





Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

19 comentarios:

*Sechat* dijo...

Desde el foro de Nuncajamás se nos brindan unos títulos, y a partir de ahí hemos de crear nuestro escrito. Me hubiera gustado escribir un poema, pues este maravilloso título corresponde a un hermoso poemario del poeta Rafael Pérez Estrada; pero éste es el resultado. Espero que os agrade.

Besos.

Carmela dijo...

Lindísimo meniña... me encantó.
Bicos grandes.

*Sechat* dijo...

Gracias, Carmela, a mí no me parece nada comparado con mi idea inicial, pero bueno... se agradece tu entusiasmo. Besotes, guapa.

Sucede dijo...

El título es perfecto amiga, pero es que el micro lo has hecho encajar a la perfección en él.
Y personalmente te digo que prefiero un micro a un poema... soy así de prosaico! jaja
Abrazos!!

Maat dijo...

El Ladrón de atardeceres huído desde el foro, eh? =p

Los atardeceres, al igual que el alba, nos regalan tal cantidad de matices que merecería la pena que realmente existiera ese ladrón para robar cada sombra y plasmarlas con los colores más bellos sobre el lienzo :)

Un abrazo Sechat

Esther dijo...

Es difícil plasmar con palabras al menos toda la belleza de un sentimiento pero, sí el lo consiguió, gran hazaña :) Siempre son bonitas las aproximaciones, más si se logra la exactitud :) Precioso escrito, preciosa la profesión de anacoreta. Me gustó mucho.

Saluditos y gracias por el enlace :) Ya lo espiaré ¡Je,je,je! :)

*Sechat* dijo...

Gracias Sucede: insisto en que leer ese libro en concreto de Rafael Pérez Estrada es un regalo para los sentidos. Gracias a él, redescubrí la poesía libre.

Besotes.

*Sechat* dijo...

¡Hola, Maat!: efectivamente ha huido desde el foro. Por aquí subo las cosillas que escribo para nuestra tierra nuncajamasiana.

Sería estupendo que alguien pudiera captar enteramente esa belleza sí.

Besotes, guapa. Se te echa de menos por Nuncajamás.

*Sechat* dijo...

Gracias a ti, Esther, por participar siempre que puedes en Nuncajamás y por visitarme. Seguro que la web de la que te di el enlace te gusta. Ya me contarás qué tal.

Besotes.

Charlie P. Raven dijo...

Esta muy padre, la verdad. Comenzaré a seguir tu blog, estas invitada a pasar tambien.

AdR dijo...

Ese ladrón tiene nombre: Claudio de Lorena :)

besos

Ŧirєηzє dijo...

es real esta historia?
si es asi... me gustaria ver alguna de sus pinturas...

este hombre es un iluminado...y de eso precisamente trata mi post de hoy...
un abrazo

Sergio dijo...

Maravilloso!!.

¿Dónde se puede leer ese texto? ¿cuándo podré escuchar esa música?... eso no tiene precio.

*Sechat* dijo...

Gracias, Charlie, recojo tu invitación y me paso de inmediato por tu sitio. Un abrazo y muuuuuuuuuuuchas gracias por la visita y el comentario. Un abrazo.

*Sechat* dijo...

AdR, no conozco a ese pintor pero gracias a ti, investigaré un poquito sobre su vida por internet. Gracias por el dato. Un besote.

*Sechat* dijo...

Firenze, siento decepcionarte, no está basado en ningún personaje real, pero si conoces a alguien que encaje con la descripción no me importaría que me lo dieses a conocer. Un besote, guapa.

*Sechat* dijo...

¡Hola, Sergio!:
muy bienvenido a este rinconcito de palabras... Siento decepcionarte pues no hablo de ningún personaje real, aunque tomo ciertamente características de personajes históricos reales.

En fin, sea como sea un fortísimo abrazo y perdona la decepción.

Metalsaurio dijo...

Y seguramente robaba atardeceres a los ricos para dárselos a los pobres ;) Orignal, me ha gustado.

Un saludo!

*Sechat* dijo...

Gracias, Metal, no lo considero original en absoluto, pero está claro que a menudo mi percepción no coincide con la del resto.

Besotes.