15 septiembre 2011

Nadie ha olvidado

NADIE HA OLVIDADO
Mai sólo llevaba consigo una maloliente muñeca de trapo. Tenía ocho años cuando subió a ese tren a empellones empujada por la masa aterrorizada. Viajó entre extraños durante horas, desconcertada por el caos y el terror imperantes. Nadie escuchó su llantina, preocupados por preservar sus propias vidas. El recuerdo, de las últimas horas en el mercado con su hermana mayor, Mayra, su madre Maeko y su abuela Sakuro le sumía en una especie de dolor atenuado. Nada quedaba de los cuencos de especias; las demostraciones de la tradicional ceremonia del té o de los cánticos sintoístas. Nada de almendros, ni de abedules o fresnos, nada de los increíbles y monumentales arcos toriis. Sólo la nada… Al fondo, a muchos kilómetros, una enorme nube de humo y cenizas se destacaba en el horizonte, y con ella el olor a muerte.
Décadas después, nadie ha olvidado ese nombre: Hiroshima.

 
 



Si te gusta lo que lees aquí, disfrútalo por favor desde el blog, pero no lo copies. Puedes leer más escritos míos en mi otra bitácora: www.mimundomiburbuja.blogspot.com Respeta mi propiedad intelectual. Gracias.

3 comentarios:

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

Probablemente el final es muy forzado, pero la falta de tiempo apremia. Mañana me voy de escapada de fin de semana y no voy a poder conectarme... como el día 18 además finalizaba el plazo para este reto 18º de microrrelatos...

En fin... Os leo. Besos.

Esther dijo...

:) ¡Escapada! ¡Qué guay! :)Que la disfrutes.

Pues a mí me ha gustado. Estupendo, como siempre.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

Siento decirte, Esther, que como bien señala Ninive en el foro, dejo entrever demasiado la idea de que se desarrolla en Japón y pierde intensidad el trasfondo histórico de lo sucedido en Hiroshima. En resumidas cuentas... muy forzado, pero gracias.